Soy una mujer rebelde ¿ y que?

En estos tiempos donde no puedes decir que “no”, al consumismo, donde no puedes respirar un aire puro, donde se esconde la verdad, y mentira es reina de la conversación habitual. En estos tiempo, ” soy una mujer rebelde”.

Mujer rebelde

“La mujer del siglo XXI, es muy diferente a la mujer de hace 10 siglos atrás”, no cabe duda que esta frase tiene mucho de cierto, sin quererlo la mujer, se ha ido adecuando a las nuevas normas de la sociedad, cada vez más compulsiva y consumista; pero esto ¿ es bueno o malo?, quien sabe, toda liberación, tiene su costo y esta no es la excepción.
Los hombres dicen que las mujeres son mas frías y consumistas y las mujeres dicen que los hombres son unos ” macabeos”, quien sabe, a lo mejor los dos tiene razón.

Yo prefiero ser una mujer liberal, donde no mande ni calzón ni calzoncillo ( aunque siempre va a existir la mujer mandona y el hombre sumiso), no puedo decir que el amor hacen milagros y todo lo soluciona, pero lo que el corazón no hacen, la razón lo soluciona. Hemos liberado nuestra mente de muchos tabú; de cuanto debías ganar por tener falda, o debías quedarnos en la casa, cuando tenias hijos, y lo más importante, quién mandaba en el catre de cuatro perillas…. solo lo sabe la oscuridad y el temor de los cuerpo, peor yo creo que hay más sudor femenino que de hombre. Hoy la mujer se atreve ser más y a realizar otras cosa… recordemos que la lujuria tiene cuerpo y lama de mujer, y se puede decir que es pecado que mas emborracha a las personas, las cuales hacen las locuras más insólitas por placer.
La poesía, no tiene temas tabú, por eso este poema va dedicado a todas las mujeres que en vez de ponerse falda, se pusieron pantalones, y un homenaje a la lujuria, por ser tan dulce con un veneno amargo.

La Manzana Prohibida

Para empezar, diré que soy un libro abierto,
donde se escriben las historias del mundo
las codiciadas, las escondidas
las del rico y del vagabundo.

Me visto de un fogoso marrón
los labios de carmín y un perfume floral
tengo tacones rojos, con ligas ajustadas,
tengo en mi corazón, el bien y el mal.

Soy codiciada por el ser humano
todos me desean, sin tener valor
pronuncian mi nombre, disimulando respeto
sin saber que en su mente, provoco temor.

Desato las cadenas del infierno
me llaman lujuria y arde su cuerpo,
me invocan, me piden milagros,
quieren que reviva lo que ya estaba muerto.

Quieren que le enseñe las caricias prohibidas,
para destruir las trincheras del placer,
para colarse en los oscuros secretos
del cuerpo agitado, que solo busca placer.

En un cama mal hecha y de sabanas rosas
me encuentro impaciente y dormida,
esperando tus mismos y torpes anhelos
para que una vez más , sentirme querida.

¡Ven! Yo te enseñaré amar
como ama la lujuria con pasión,
para que no olvides mis manos, recorriendo mi rostro,
para que no olvides mi nombre, ni mi corazón.

Si en algún momento, tú encuentras este libro,
no dudes en escribir tus deseos prohibidos
porque soy la lujuria y te concederé tres deseos…
amarme, desearme y … nada, porque en mí , ya estarás perdido.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s